Techos Verdes - arquitecturamendoza.com

Vaya al Contenido
CALIDAD DE VIDA - TECHOS VERDES:
Pulmones sanos y fuertes para vivir mejor.

Desde los años 60 se buscan alternativas para una vida más sana y sustentable. Cuando en 1973 el mundo sufrió la primer crisis energética y el precio del petróleo se cuadriplicó.
Los alemanes comprendieron la urgencia de disminuir el impacto del valor y poder destructivo del petróleo en la condición humana, y fueron ellos quienes dieron el puntapié inicial en esto que hoy conocemos como techos y paredes verdes, mejorando la calidad de vida dentro y fuera de la ciudad.
 
No son simples anécdotas de color y mucho menos un jardín ordinario, son construidos por profesionales y hay varios puntos a tener en cuenta a la hora de su instalación.
 
BENEFICIOS GENERALES
 
Ayudan en el ahorro energético ya que producen un aislamiento térmico, por lo que se consume menos aire acondicionado y calefacción. Las plantas absorben el dióxido de carbono y emiten oxígeno.
 
Guardan y utilizan el agua de lluvia para el riego evitando inundaciones, absorbiendo este recurso. Pero lo más importante de todo, disminuyen el calentamiento global, reducen el estrés, el agobio cotidiano y no generan un espacio adicional en el edificio o en una ciudad, sino que son inherentes a ellos y a la vida misma.

Aportan masa pura en los espacios que desperdiciamos. Suma verde a las terrazas y techos y levantan el valor de los inmuebles, con un contundendente beneficio económico y ambiental, frente al crecimiento urbano que todo lo convierte en cemento.
 
Si ya está incorporado el deseo de cambiar, en el momento de construir un techo con estas características, hay que considerar el estado de la obra. Se pueden hacer en cualquier superficie que sea previamente evaluada por un especialista y soporte el peso de la estructura, y puede ser desde una casa, hasta una torre o edificio.
 
Una vez realizadas las consideraciones necesarias viene la impermeabilización, una etapa fundamental en el proceso. Este paso es importante para evitar la prenetración de las raíces de las plantas y filtraciones de agua evitando los consabidos problemas de humedad, saber si la obra es nueva o vieja es importante.
Diseños y consideraciones:

El diseño del techo dependerá tanto de los gustos y necesidades del cliente como las características que presente el entorno. Diseñadores y paisajistas ofrecen gran variedad de plantas, aunque en general hay que tener en cuenta que al estar en condiciones muy extremas, con una fuerte exposición al sol, viento y tormentas, lo mejor es elegir plantas de tipo sedum, plantas suculentas adaptadas a la sequía, debido a la capacidad de almacenar agua en sus hojas carnosas. Que se adaptan a estas condiciones y pueden vivir sin podas ni cuidados especiales, como lo son las plantas de alta montaña. Se puede hacer un mix entre sedum y plantas nativas, que se desarrollan por debajo del sedum. La temperatura del sustrato puede llegar hasta 75° y debajo de la planta sedum pueden haber 24°, entonces el sedum protege a las demás.

Es importante que las plantas no necesiten cuidados extras, porque si hay que regarlas lo que se ahorra en energía se consume de otra manera. Para lograr esto existen sistemas que guardan el agua de lluvia y la distribuyen entre las plantas. Esto, además de contribuir a evitar las inundaciones porque absorben hasta el 70% del agua de lluvia, sirve para los servicios que no necesitan agua potable como inodoros o el agua que se usa para limpiar espacios comunes.

Una vez elegidas las plantas hay que poner el sustrato, que es el suelo donde se desarrolla la vegetación, con benéficos aportes acústicos y térmicos. Este sustrato no se descompone, no se endurece, no necesita cuidados especiales y es donde se realiza la retención de agua. El sustrato tiene que tener una membrana drenante para que no se estanque el agua y no se tape. De allí la importancia de estudiar las pendientes y los escurrimientos. En el piso inferior al techo se puede bajar hasta 9° la temperatura, y va bajando hasta los pisos inferiores. Recordemos que el uso de estos espacios verdes no representan un aporte meramente decorativo o estético sino que cumplen una función social.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE TENER UN TECHO VERDE?

Cuantos más techos verdes, más beneficios habrá, no sólo para los habitantes de una ciudad en particular, sino para todo el mundo. La principal ventaja es que ayuda a disminuir el calentamiento global.

Ayuda a generar oxígeno, para que todos tengamos un aire más puro y sano, disminuyendo la contaminación sonora de la ciudad ya que absorbe los ruidos generando un entorno más agradable que influye sin dudas en nuestra calidad de vida.

En un edificio, si están todos de acuerdo, pueden hacer huertas comunitarias y alimentar a sus propietarios dando lugar al cultivo de hierbas y especies, o simplemente espacios de uso común con un lugar más de recreación.

No hay que olvidar que la idea es generar espacios verdes aún donde parece imposible de lograrlo, siempre es posible, si así se lo desea.


sin comentarios
Regreso al contenido